publicidad
El europeo sin problemas en el peso / AGENCIAS
El europeo sin problemas en el peso / AGENCIAS

Por Simón Piña 

El cotizadísimo Campeón ucraniano Vasyl Lomachenko, unificará este sábado 8 de abril, las coronas OMB y AMB del peso Ligero Jr, ante el aguerrido boricua Jason Sosa, luego de conquistar su versión OMB mediante un sensacional Nocaut sobre el boricua Román “Rocky” Martínez. Después de este triunfo, Loma firmó para pelear con el jamaiquino Nikolas Walters, quien lucía como un rival temible, dada su estatura, campaña y pegada, pero resultó que, después de unos rounds de poca acción, decidió quedarse en la esquina aduciendo que ya le habían pegado un poco fuerte y no quería que lo fueran a golpear más duro.

publicidad

Ante tan insólita decisión, cualquiera esperaría que la Comisión a cargo de la supervisión del combate amonestara al jamaiquino y hasta le retuviera la bolsa por estafar al público con tan increíble argumento, pero las autoridades lo dejaron así. Esto no empañó la victoria de Lomachenko quien lució una velocidad impresionante y gran armonía en sus combinaciones de puños.

Lomachenko ya tenía una bien ganada fama de “Boxeador Maravilla” cuando, en el Aficionado, dejó foja de 396 triunfos y una sola derrota; además de dos Medallas de Oro Olímpicas. Ya por ahí, se nota que estamos en presencia de un boxeador excepcional. Saltó al profesional el 26 de octubre de 2013, noqueando a José Ramirez en el Thomas & Mc Center de Las Vegas. En esa pelea ganó el título Internacional Peso Pluma de la OMB. El primero de marzo, en apenas su segunda pelea profesional, disputó el título mundial Pluma OMB ante el duro guerrero mexicano Orlando “Siri” Salido. La pelea se disputó en el Alamodome de San Antonio, Texas.

Lomachenko ha tenido un ascenso vertiginoso en profesional / AGENCIAS
Lomachenko ha tenido un ascenso vertiginoso en profesional / AGENCIAS

Lomachenko, no acostumbrado a peleas de 12 rounds, se reservó demasiado para no ser rebasado por el cansancio al final de la pelea y sólo fue en los últimos tres minutos del round final, cuando atacó a Salido, colocándolo en serios problemas. Este último ataque resultó insuficiente, a los ojos de los jueces, para alcanzar la victoria. La decisión fue así: Jack Reiss 116-112; Oren Shellenberger 115-113, ambos a favor de Salido y Levi Martínez 115-113 por el ucraniano Lomachenko.

Sin detenerse mucho en lamentaciones, se enfrentó al norteamericano Gary Russell Jr por la corona que quedó vacante cuando la OMB desconoció al “Siri” Salido. En una pelea de contendores de mucha calidad, Lomachenko se llevó una decisión dividida y se coronó como Monarca OMB de la división Pluma. Ese título lo defendió tres veces, en China le ganó al tailandés Suriya Tatakhun por Ko; después derrotó en Las Vegas, también por Ko, a los mexicano Rómulo Koasicha y a Gamalier Rodriguez. Entonces, el ucraniano, decidió subir al Ligero Jr y retar al Campeón boricua, Román Martínez al que noqueó espectacularmente en el Madison Square Garden de Nueva York.

Su última pelea parecía muy peligrosa ante el jamaiquino Nikolas Walters, hombre alto, rápido y gran pegador quien había fulminado al histórico filipino Nonito Donaire. En este combate, Lomachenko se sobró en rapidez, gran técnica y agresividad, para avasallar al moreno de Montego Bay quien, tímidamente, se quedó en la esquina y no salió para el séptimo round. A partir de ese momento, Lomachenko es considerado uno de los mejores Libra x Libra del Boxeo Mundial.

Walters no tuvo recursospara detener a Lomachenko / AGENCIAS
Walters no tuvo recursospara detener a Lomachenko / AGENCIAS

Y Jason Sosa, ¿Quién es? ¿Tiene chance?

El boricua Jason Sosa no es ninguna “Mansa Paloma” que se va a rendir sin pelear ante Lomachenko, por muy fenómeno que sea. Ya el puertorriqueño se las ha visto con grandes rivales como Nikolas Walters y el ex Campeón Mundial Ligero Jr, Javier Fortuna, al que noqueó en el round 11 en Beijing, luego de ir abajo en las tarjetas de los jueces, para arrebatarle la corona de la AMB. Su record es de 20 triunfos, 15 por Ko, 1 derrota y cuatro empates. Es el Campeón de la AMB y su antecesor es un estilista consumado que parecía ser el mejor de la división junto al japonés Takashi Ushiyama.

El chance de Sosa, tomando en cuenta todo lo que hemos considerado, podría verse como remoto ante un Fenómeno de la talla del ucraniano Lomachenko, pero tal vez no sea así. Es un buen pegador (15 kos en 20 triunfos) y un hombre que le asimiló la pegada al jamaiquino Nikolas Walters cuando este decidió saltar a los Ligeros Jr, sacando un polémico empate con sabor a triunfo. El “Abejón” Javier Fortuna, es un hombre de gran velocidad y buen boxeo. Guardando las distancias, se veía como un Hilario Zapata en Ligero Jr, y estuvo dominando a Sosa hasta que este lo pescó en el round 11 y lo noqueó.

Cierto que Sosa tiene frente a sí, a un rival formidable, pero también debemos considerar que el boricua ha demostrado orgullo, pegada y calidad como para ponerse duro y ¿Por qué no?, poder dar la gran sorpresa. Creemos que Sosa subirá con mucho para ganar y poco para perder. Si perdiera ante Lomachenko, habría caído ante un Fenómeno. Y si

gana, se pondrá a valer millones de $$$, por haberle ganado al Fuera de Serie. Sólo nos queda esperar esta gran pelea.

publicidad